20 feb. 2009

TRABAJANDO PINTORES Y UN MUNDO DE SUEÑOS

Durante esta semana hemos comenzado a adentrarnos en el mundo de los sueños a través de las pinturas de Salvador Dalí y de Giorgio de Chirico (este último autor lo he tenido en cuenta recogiendo la sugerencia de Juan Diego Caballero, que tiene un magnífico blog de arte: ENSEÑ-ARTE).
Los dos pintores tienen en común su plasmación gráfica de los sueños y del mundo de lo fantástico y/o misterioso. De Chirico se clasifica dentro de la corriente METAFÍSICA mientras que Dalí se encuadra en el SURREALISMO.
De todos es conocida la pintura de Dalí con sus relojes blandos, sus elefantes zancudos, sus imágenes provocadoras. Reconozco que la obra de Giorgio de Chirico no la conocía, pero ver sus cuadros hace imaginar un mundo de sueños y misterios, cuadros llenos de sombras, algunas de ellas de personajes ausentes del lienzo, trenes que tan solo se atisban en el horizonte, calles profundas con arcos, personas sin rostro...
Empezamos el tema presentando un precioso cuento nos cuenta la historia de Salvi , un niño que un día encontró una llave bajo el mar. Ayudado de un elefante zancudo y surcando un mundo fantástico llega hasta una torre muy especial.

Más tarde recogí los conocimientos previos de los niños sobre estos dos artistas. Como lo más probable era que no conocieran nada de ellos, la propuesta fue: ¿Jugamos a imaginar: cómo se llaman, de dónde son, a qué se dedican...? Lo recogí en la pizarra y posteriormente sobre papel.
En otra sesión los niños colorearon un elefante zancudo y se dibujaron encima de él. Se lo llevaron a casa para dejarlo junto a su cama y ver a qué lugar los lleva el elefante en sus sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada