31 ene. 2009

DÍA DE LA PAZ: 30 DE ENERO


Ayer tuvimos en el cole una estupenda jornada festiva: El colofón de una semana de trabajo y reflexión sobre LA PAZ Y LA NO VIOLENCIA que hemos centrado, principalmente, en la figura de Gandhi. Todo el centro escolar se ha implicado mucho, creándose un gran clima de cordialidad, convivencia y respeto.


Comenzó la jornada con la colocación de las mandalas y frases en un gran mural instalado a la entrada del colegio.
Mas tarde, los niños y niñas de Educación Infantil tuvimos una actividad de cuentacuentos en la que esta que os habla, bajo el personaje de "Carmela la gitana", relató un precioso cuento que ya he recomendado alguna vez: "El hombrecillo de papel". Conté con la colaboración de algunos de mis alumnos que dramatizaron esta historia.
En la hora del recreo tuvo lugar un gran partido de baloncesto entre alumnos y profesores. La alegría, participación, coeducación e integración fueron los grandes protagonistas de este momento.

A las 12 y media todos bajamos al patio para celebrar el gran acto.
Hubo una pequeña representación teatral titulada " Las 4 velas" a cargo del 2º ciclo. Terminaron de elaborar el cartel que presidió todo el evento.

Seguidamente, con el tema de fondo "La muralla", construimos un muro en la que colaboramos todas las aulas aportando nuestro "ladrillo" cargado de manos de todos los colores. Cuando terminamos de acoplarlo salió a la luz una gran paloma de la paz.

Cuando salimos para ir a casa nos llevamos una paloma algo particular.

3 comentarios:

  1. Pero que actividades tan bonitas habeis realizado en el centro, un 10 a todo el equipo de vuestro centro, en particular a ti Olga, que una vez más es de admirar el trabajo que realizas con tus alumnos!! Un abrazo, Cristina

    ResponderEliminar
  2. Qué bonita os quedó la muralla con la paloma, me lo apunto para otro año, un beso.

    ResponderEliminar
  3. Celebrar el día de la Paz, supone ver los conflictos del mundo y también los de nuestro entorno. Los conflictos del mundo son mas difíciles de solucionar, pero para solucionar los de nuestro alrededor podemos aportar nuestro granito de arena, queriéndonos, queriendo a los demás y respetándolos. Con nuestro granito de arena podemos construir un mundo en PAZ.

    ResponderEliminar