2 oct. 2012

CARTAS A DIOS: LA INOCENCIA Y LA OCURRENCIA

Hace ya un tiempo que recibí un hermoso correo junto con esta presentación que hoy comparto con vosotros.
Las vivencias del aula, las preguntas de los chavales, las dudas de los padres, me han hecho recordarlo.
¡Cuánto cuesta trabajar la expresividad y la creatividad en el aula! En los primeros años de la infancia, a poco que se estimule los niños participan, se expresan y lo que cuesta es callarlos y centrarlos. Cuando pasan los años de escolaridad, toda esa verborrea se convierte en "no sé", "qué pongo", "lo he borrado porque está mal"... y nos cuesta que expresen lo que piensan o sienten, sus deseos y experiencias.
Este maestro italiano consiguió que sus chavales escribieran estas hermosas cartas que nos arrancan sonrisas y admiración, pero este resultado muestra, además de la ocurrencia y la inocencia de los alumnos, a un maestro preocupado por su expresividad y por la valoración de su desarrollo integral, más que por el resultado. 
Con estas variables los niños se crecen al sentirse valorados y escuchados.


5 comentarios:

  1. ¡Qué bonito! Me encanta Olga, gracias por compartirlo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Excelente post! Con mis compañeras siempre buscamos estar informadas sobre actividades y hace poco encontre una comunidad con muy buena info para maestras jardineras: https://www.facebook.com/ComunidadLedesma, ojala les sirva!

    ResponderEliminar
  3. Los procesos son lo más importante. Cuando están acostumbrados a ellos se creen capaces y, evidentemente, los resultados son diferentes, muy diferentes, pero todos válidos. Me encantó. Un abrazo desde aula de infantil.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias. A veces llegan pequeñas joyas a nuestras manos, y es bueno compartirlas
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado, me ha emocionado.Son unas hermosas palabras llenas de inocencia.Tienes razón, es una joya.Gracias por compartirlo.Un beso.

    ResponderEliminar