15 nov. 2009

EDUCAR EN LA CREATIVIDAD


Una maestra de infantil no deja de aprender cada día y, a veces, un niño, con la sencillez de su espontaneidad y creatividad, te puede abrir los ojos y la mente a todo un mundo nuevo y cambiante que no te deja anquilosarte ni sentirte satisfecha y de vuelta de todo.
Es nuestra vocación educativa la de transmitir el conocimiento y la de contribuir al crecimiento y desarrollo de la personalidad, la socialización y la formación integral de nuestros alumnos.
Vivimos en un mundo cambiante, con nuevos problemas que hay que afrontar con nuevas ideas, nuevos métodos y nuevos recursos.
La CREATIVIDAD ha de presidir nuestra labor de maestros y hemos de contagiarla, promoverla y estimularla como una prioridad y una exigencia, tanto en nuestros colegios como en nuestra propia aula.

No hemos de ser los maestros quienes se empeñen en que los niños, cuando dibujan “no se salgan de las líneas”, tal vez, como dice
mi artista favorito hay que animar a los niños a que se “salgan más”, que se liberen de viejos clichés, de repetir lo de siempre… Al fin y al cabo hemos de enseñarles a sacar lo mejor de ellos mismos, no a que reproduzcan lo que les viene dado.
Todo esto me viene a menudo a la cabeza cuando veo trabajar a mis alumnos, como estos días atrás con estos rostros “del natural”, que me han maravillado por su genialidad, colorido e inventiva.
No seamos nosotros quienes nos empeñemos que aprendan a pintar “el color carne” y pierdan esta increíble riqueza de colores y formas, no los encorsetemos en la aburrida y plana repetición de los estereotipos.

Educar en la creatividad es educar para el cambio y formar personas ricas en originalidad, flexibilidad, visión futura, iniciativa, confianza, amantes de los riesgos y listas para afrontar los obstáculos y problemas que se les van presentado en su vida escolar y cotidiana, además de ofrecerles herramientas para la innovación.

Promovamos la creatividad y potenciaremos la imaginación, la curiosidad, la capacidad crítica, la confianza en sí mismo, la intuición, la flexibilidad, la capacidad de percepción, de asociación, de profundización y de resolución, la afectividad, la pasión, el entusiasmo, la audacia, el amor por la propia cultura y las culturas diversas, la valoración de las expresiones artísticas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada