16 ago. 2018

DÍAS DE VACACIONES Y ARTE EN LA NATURALEZA



El tiempo de vacaciones de verano es muy esperado y deseado por los niños, y también por las familias que tienen la suerte de poder disfrutarlo. Este tiempo nos permite tener más contacto con nuestros hijos, en ambientes más distendidos y en entornos naturales. En nuestro caso, la playa suele ser el espacio natural mayoritariamente elegido para combatir el calor y disfrutar de las horas de ocio, para los más viajeros, las montañas, ríos u otras alternativas varias.

En esta ocasión quiero hablar del LAND ART, arte en la naturaleza. Se trata de una expresión acuñada por el artista Robert Smithson, una iniciativa que tuvo lugar en Estados Unidos en loas años 60 y 70. Se trata de una corriente artística que propone la intervención en el paisaje, con materiales del propio entorno natural al que se puede agregar pintura, cuerdas, telas u otros materiales que no rompan la armonía del paisaje sino que lo enriquezcan con la miradas del artista. Una de las características de esta corriente es que se trata de una intervención efímera, no sabemos cuánto tiempo durará, pero nos permite desarrollar la sensibilidad estética y artística, así como el profundo respeto por la naturaleza.

Pues bien, todos tenemos una predisposición hacia la creación, y especialmente los niños, que necesitan el contacto directo con los materiales de la naturaleza: arena, piedras, palitos, hojas. La utilización de estos materiales naturales estimula en el niño el desarrollo matemático ( conteo, estimación, comparación, propiedades de los objetos y materiales...) y creativo: toma de decisiones, elección, iniciativa, variaciones múltiples sobre los elementos, propuestas "disparatadas", hipótesis, aprender del error.... y cómo no, también el sentido estético de la disposición de los elementos.

En estos momentos, en que el mundo está excesivamente "pantallizado" y recurrimos demasiado al móvil como entretenimiento de los menores, debemos aprovechar la estación (temperaturas más o menos agradables) y la oportunidad de los espacios naturales en que estemos, para estimular la sensibilidad artística proponiendo a nuestros hijos, sobrinos o nietos distintos retos:
  • Clasificación o agrupamientos de elementos varios.
  • Filas o torres de piedras, palos, hojas...
  • Construcción de espirales, formas geométricas...
  • Hacer collares.
Os animo a realizar alguna de estas propuestas, seguro que os resultará agradable e enriquecedor, al tiempo que dota de calidad en tiempo compartido con los pequeños de casa.

Aquí os dejo algunas propuestas y ejemplos que he recogido en un tablero de Pinterest.



No hay comentarios:

Publicar un comentario