1 may. 2013

CREATIVIDAD: HISTORIA DE UNA CAJA DE CARTÓN

La creatividad debe de ser uno de los pilares fundamentales en los que debemos sustentar nuestra labor educativa. La reproducción y memorización tan solo estimula una pequeñísima parte de nuestro cerebro y menos aún de nuestra persona. Por el contrario el desarrollo de nuestra parte creativa desarrolla toda nuestra persona de modo global, estimula distintas zonas cerebrales, en especial de nuestro hemisferio derecho y nos hace competentes y felices, adquiriendo una mayor resistencia a la frustración. La creatividad es esa bendita cualidad que nos permite salir de los momentos y lugares más complicados.


¿Cómo podemos estimular la creatividad?
Hay muchos modos, técnicas y metodologías, pero sobre todo desde una actitud abierta y flexible por parte del educador.
Para empezar yo creo que hay dos claves: dar el tiempo necesario para favorecer la expresión y la creación, y procurar una gran variedad de recursos del entorno, de los cotidiano, materiales no estructurados que invitan a imaginar distintas forma de utilización.
Este vídeo es muy ilustrativo de lo dicho. Tomaros el tiempo para verlo,  no tiene desperdicio.

2 comentarios:

  1. ¡¡Nos encanta!! Este vídeo lo trabajamos en clase a principio de curso, a partir del trabajo que realicé con cajas de cartón, con la idea de experimentar con material no estructurado porque este potencia más la creatividad y la imaginación. Si el vídeo es sorprendente y genial. La realidad supera a la ficción. Lo tenemos anclado en nuestra página de vídeos que nos gustan. Un abrazo desde aula de infantil.

    ResponderEliminar
  2. seguro que lo pasasteis genial. Es cierto, no hay nada como el material no estructurado para estimular el juego y la imaginación, la creatividad y la estética.
    Me encanta ver todos lo que hacéis.
    un abrazo

    ResponderEliminar