8 dic. 2011

EL ÁRBOL DE LA MONTAÑA

En los últimos encuentros a los que he asistido: ConEuterpe y WAECE, me han posibilitado aprender nuevas prácticas con la música en la educación infantil. Como siempre, iré tratando de llevarlas al aula e ir mejorando mi propia práctica docente.

Para empezar, me propuse trabajar la pulsación natural de la canción para que los niños vayan sintiendo la pulsación natural. Para ello, en esta canción no hemos empleado gestos, sino el acompañamiento con las palmas. Es una canción típica de los scouts y nos ha venido genial para trabajar este aspecto musical.

Si lo observáis bien veréis que siguen fenomenalmente el acompañamiento y sus silencios interiorizándolos de forma natural.



Os dejo también esta presentación para que veáis quien estuvo en Murcia el pasado fin de semana.

1 comentario:

  1. ¡Vaya ritmo!Aunque también influye que la canción esté bien cantada, que lo está. Madre mía, tu sigue con esto de la música que dentro de nada te veo dirigiendo coros escolares o algo así. Me ha encantado la canción, yo también la canté de pequeño.

    ResponderEliminar