28 mar. 2011

POESÍA


Esta frase, que hoy nos ha regalado Elena, es un ejemplo de por qué las maestras y maestros de infantil reímos por la ingenuidad y ocurrencias de nuestros pequeños; de por que disfrutamos con nuestro trabajo.
Bien visto, Elena ha hecho un poema, o al menos un verso, lo cierto es que nos ha transmitido un sentimiento muy tierno acompañado con sus gestos.
Estamos construyendo un poema, buscando la sonoridad de las palabras, la rima, contando golpes de voz... ¿pero, eso es lo más importante de la poesía? ¿o lo es más bien los sentimientos que en nosotros provoca?

2 comentarios:

  1. Hermoso,especial y admirable talento. Gente como usted contribuye a la reconstruccion y transformacion de nuestros ninos(as) y con ellos(as)la sociedad.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras.
    Esa es nuestra esperanza, la de contribuir a construir un mundo mejor con personas buenas, solidarias y felices.
    Un saludo

    ResponderEliminar