2 mar. 2010

100 SEGUIDORES Y MÁS DE 60.000 VISITAS

Me parece increíble que, menos de dos años después de crear este blog, tengamos más de 60.000 visitas y 100 seguidores. Ésta será la entrada número 290 y esperemos que sean muchas más las que sigan dando vida a este espacio.
Creo que las aulas de educación infantil tenemos mucho que mostrar y enseñar al resto de los docentes de otros niveles educativos. Nuestra aulas, menos encorsetadas, refrescan el ambiente educativo y le dan alas a la posibilidad de enseñar y aprender de otra manera. Este es mi principal objetivo cuando decido publicar experiencias, recursos y/o reflexiones.

He pensado en cómo celebrar este acontecimiento, y he decidido daros un poquito de mi misma, mi reflexión y mi trabajo. Espero que os agrade. Esta presentación ha sido fruto de la reflexión y evaluación de lo que supone este blog en mi aula. Me ha ayudado a consolidar mis expectativas y objetivos propuestos y a recordar mi horizonte.
Pinchando en las actividades podréis verlas más ampliadas.
Muchas gracias a todos los que nos seguís y a todos los que pasáis por aquí, dejéis o no vuestro comentario.
Vuestras aportaciones nos ayudan a crecer y a mejorar, pero vuestra presencia es fundamental. Este blog es una herramienta de comunicación y colaboración que nos ayuda cada día a superarnos.

9 comentarios:

  1. Enhorabuena por esas visitas y tus 100 seguidores!!VERDADERAMENTE TE LO MERECES!y yo encantada de tenerte cerquita!
    Estoy de acuerdo contigo en tu reflexión. un besito!

    ResponderEliminar
  2. Hola Olga, ya me ha dicho en Madrid un pajarito que te habías puesto en contacto con B.P. 2.0

    Seguro que en breve lo tienes publicado!!!

    El caso es que trabajamos muchas cosas iguales eh! Si ves mi vídeo y alguna de tus fotos verás que parece incluso el mismo aula.

    NO hay distancias.

    Déjame madurar un poco la propuesta, esta semana hablamos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena, Olga. Tu trabajo de reflexión es magnífico.
    Felicidades también por la trayectoria del blog. Seguid así.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena Olga, te lo mereces,es un honor ser una de tus cien seguidores. Me ha gustado mucho tu reflexión. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Gracias a las 4 por vuestras palabras. Me alegro de que os haya gustado.
    Ana, menos mal que te tengo al ladito, eres todo un apoyo y ejemplo de trabajo.
    Raquel eres uno de los referentes indispensables de este mundillo y es un placer conocerte aunque sea virtualmente. Esperemos solucionar ese problema pronto, :)
    Elizana, Isabel es un encanto teneros por aquí. Ver como crece la colaboración y generosidad entre docentes y espacios es una de las mejores motivaciones para seguir.
    Además, por supuesto, de las sonrisas de los peques que me rodean.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Béllísima reflexión Olga!Yo me alegro de haberte conocido en este mundo virtual,tus aportes me siguen enriqueciendo y es todo un orgullo que una maestra de mi nivel tenga un sitio con tanta excelencia.

    Felicitaciones!!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Un día, te vi por la ventana porque la tenías abierta, la puerta estaba sin llave y me invitaste a entrar. Es un placer entrar a tu cocina (donde conversamos las madres, las miagas y las hermanas) y charlar de esto y aquello para ver como seguir adelante.
    Gracias por todo lo que me has enseñado.
    Mercedes o doña Díriga

    ResponderEliminar
  8. Gracias Sandra por tus palabras.
    Para mi también es un placer tenerte como amiga en esta red que tantas cosas buenas me ha aportado.
    En tu blog, que me alegro mucho de que no hayas abandonado, también aprendo muchas cosas y otras muchas me emocionan.
    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  9. Mercedes, gracias por estar ahí, aquí, por las charlas y raticos. Tanto que compartir y que aprender, que disfrutar y "cocinar". Sí, estos pucheros me encantan y la buena mesa, compartida con buena gente como tú, y los demás que acompañan el post, alimenta el espíritu y fortalece el ánimo. ¡Qué gusto que esa mesa fuera real aunque fuera unas horas.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar