20 nov. 2008

20 de noviembre: Día Internacional de los niños.



Tal día como hoy, en el año 1959, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración de los Derechos de los Niños.

Los niños eran hasta entonces un sector de población débil, sobre el que recaían grandes injusticias. En ese momento de la historia parece que los políticos cayeron en la cuenta de que los niños son el futuro, y que igual que una planta se debe cuidar y mimar desde pequeña para que dé buenos y abundadantes frutos, los niños, la infancia se debía proteger y cuidar para procurar una futura sociedad mejor: más solidaria, justa, tolerante, democrática.

Han pasado 49 años de esa Declaración. En nuestro país, así como en todos los países en desarrollo, la situación de la infancia ha mejorado notablemente: No pueden trabajar hasta los 16 años, tienen derecho a la educación hasta esa misma edad.. y más derechos recogidos todos en esta Declaración. Cuando cualquier asociación, persona o estamento detecta irregularidades en la aplicación de estos derechos, se activan las alertas y se trata por diversos medios de paliar o solventar estas situaciones. La sociedad está concienciada de los Derechos de niño.

Aún así, estoy segura de que muchos de ustedes habrán observado situaciones en nuestro propio vecindario, de abandono de los niños, de malos tratos o de falta de las necesidades básicas de una vivienda digna, alimentación sana y/o una familia que los quiera y proteja. Por desgracia, a veces, la burocracia o la falta de sensibilidad y eficacia de algunos organismos, permiten estas situaciones en nuestro propio entorno.

Hoy en el cole hemos estado hablando de todas aquellas cosas que tenemos y de que tenemos que estar muy alegre por todas ellas: la familia, una casa en que vivir, la ropa, los juguetes, los médicos que nos cuidadn cuando estamos malitos. Que no podemos estar tristes o enfadados por cosas sin importacia y que tenemos que pensar en muchos otros niños (millones) que no tienen todas esas cosas.

Hemos pensado en las comidas que hacemos a lo largo del día: ¡5! o 4 por que a veces la abuelita nos da una merienda tan grande que ya no cenamos. Pero hemos descubierto que muchos niños sólo comen una vez al día y casi siempre la misma: arroz.; otros muchos niños viven en países en guerra, lo hemos visto en la televisión.

Irene se ha acordado de que con los yogures que ella come le dan una semilla , por cada yogur, a los países en que viven esos niños.

En fin, hoy es un día para la reflexión, el diálogo y la sensibilización. Y eso es lo que hemos hecho en nuestro pequeño rincón de la asamblea: dialogar, pensar y tal vez algún día actuar. Si alguna vez no hemos procurado poner en situación a los niños (a pensar en el otro, ponerse en su lugar) nunca lo harán. Hay cosas que no se dan por "ciencia infusa", por eso son necesarias la campañas de sensibilización.

2 comentarios:

  1. Además, aunque parezca que son pequeños todavía para entender ciertas situaciones, nuestros niños son inteligentes y no están ciegos. Se nos presenta la oportunidad de inculcarles el respeto a los demas desde la más tierna infancia, de modo que dicho pensamiento crezca con ellos.Por eso es tan importante el diálogo con los niños, para que comprendan y vean que hay cosas que podemos mejorar con nuestro esfuerzo y dedicación.

    ResponderEliminar
  2. Algunos de los derechos de los niños, son obligaciones de los padres: alimentación sana, protección, diálogo, conciencia colectiva, sensibilización social, respeto....
    Tenemos una responsabilidad muy grande los padres; educar lo mejor posible a nuestros hijos. Para que sean buenos hombres y mujeres del futuro.

    ResponderEliminar